Gobierno

Dejaron sin fondos a institutos de salud: Hacienda

No asignaron recursos para infraestructura hospitalaria

Al Hospital Infantil de México y a los Institutos Nacionales de Cardiología, de Enfermedades Respiratorias, de Geriatría y de Pediatría, no se le asignaron recursos para ejercer en materia de infraestructura hospitalaria durante los primeros cuatro meses del año, revelan cifras de la Secretaría de Hacienda.

En sus estadísticas de finanzas públicas a abril, Hacienda señaló que al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias le quitaron la totalidad de los 6.7 millones para obra hospitalaria, en tanto que al Hospital Infantil de México y a los Institutos Nacionales de Cardiología, Geriatría y Pediatría, no le aprobaron un monto para ejercer en el periodo enero-abril.

Para el IMSS, el presupuesto para obra hospitalaria pasó de 958.7 millones de pesos a 313.0 millones, un recorte de 68.7%. Al ISSSTE, en cambio, se le respetaron los 189.2 millones de pesos asignados para enero-abril.

Estas asignaciones formaron parte del recorte global al rubro de infraestructura hospitalaria del Sistema Nacional de Salud, que pasó de mil 227 millones de pesos a 534.9 millones, una reducción de 56.6% durante los primeros cuatro meses del año, que se sumó a la reducción de 25.5% para la compra de medicamentos.

EVOLUCIÓN

En su Diagnóstico sobre el Derecho a la Salud 2018, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) afirmó que, en los últimos cinco años, el número de unidades de consulta externa y de hospitalización, que da una idea sobre las locaciones para prestar servicios a pacientes que requieren ser internados para recibir atención médica, aumentó 8% (de 26,277 a 28,366).

Sin embargo, ante la falta de información sobre la demanda probable de servicios ambulatorios y de hospitalización y la carencia de un estándar o meta nacional para la planeación de infraestructura en salud, es difícil determinar si este crecimiento es suficiente para cubrir las necesidades de la población”, dijo el Coneval.

El organismo señaló que pese al aumento en el número de unidades médicas, que ha ido de la mano del aumento del total de camas (sector público y privado), México aún está rezagado en esta materia, pues fue el segundo país de la OCDE con menor número de camas totales por cada 1,000 habitantes, con un total de 1.5 camas, mientras que el promedio entre estos países fue de 4.7.

Con información de Excélsior

Dejar un comentario