Reportaje

Te doy mi sangre: hacia una cultura de la donación

mm

Día Mundial del Donante de Sangre

A Daniel, Eloisa, Laura, Fernando y a todas las hermosas personas que han hecho posible la donación voluntaria de sangre.

A todos nos ha pasado. Quizá tú mismo has estado alguna vez internado en un hospital con una urgencia vital: recabar a donadores para una intervención quirúrgica.

Hace poco -debido a la operación de dos personas en mi familia- teníamos que conseguir 5 donadores de sangre en un lapso no mayor a dos semanas. Parecía fácil, pero no lo fue. La petición era en dos hospitales distintos, con diferentes requerimientos en tiempo y cantidad de donadores. En esos días, toda nuestra energía se enfocó a buscar candidatos entre amigos, familia y gente cercana.

Fueron días de angustia, preguntando aquí y allá, verificando nuestra propia posibilidad: condiciones de peso, edad, antecedente de alguna enfermedad crónica previa que impidiera la donación, etc. Las opciones se iban agotando.

Durante esos días nos reunimos en cafecitos, estaciones de metro, o metrobús para intercambiar formularios de registro, requisitos y verificar horarios para acompañar a los 5 donantes a realizar tan generoso aporte. Hasta que finalmente, ¡lo logramos!

La donación voluntaria no remunerada de sangre, es quizá uno de los actos más nobles, nos remite a la capacidad de dar a otro lo más valioso para vivir: nuestra sangre.

La sangre es la vida misma, es tejido líquido producido en la médula ósea. Está conformada por glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. El color rojo, lo recibe de la hemoglobina, -rica en hierro- y está encargada de transportar oxígeno a todo el organismo.

En todos los tiempos y en todas las culturas, la sangre ha sido considerada fuente de poder, alquimia, además de ser un símbolo religioso y cultural.

La cantidad de sangre que cada persona tiene, varía de un individuo a otro, según su edad, sexo, peso y constitución física. En los adultos, el promedio es de cinco litros.

Actualmente, basta con realizar una gama amplia de análisis sanguíneos, para detectar la presencia de enfermedades o alteraciones que podrían volverse dañinas para nuestro cuerpo.

Sin embargo, aún existe un enorme déficit en la cobertura de sangre a nivel mundial. Esto se debe a que no existen políticas públicas que aseguren su abasto seguro.

LA TRANSFUSIÓN EN LA HISTORIA

¿Cómo surge la transfusión sanguínea? Durante varios siglos, científicos ya habían ensayado algunas formas de transfusión. Fue hasta el siglo XIX cuando los trabajos de James Blundell consolidan de forma definitiva, lo que se conoce como Medicina Transfusional Moderna.

Y es hasta el siglo XX que suceden dos grandes momentos en la historia científica de la sangre:

1) El descubrimiento de los grupos sanguíneos.

2) La creación de los bancos de sangre.

Esto, junto con el desarrollo de los anticoagulantes, sentarían las bases para los servicios de donación sangre en el siglo XX.

Sin embargo, aún persistiría una grave disparidad entre los países en cuanto a seguridad y disponibilidad. Las posibilidades de recibir una transfusión segura, varían de un país a otro.

¿De qué depende? En gran parte de que funcione o no, un buen programa de donantes de sangre no infectada.

Luego de la aparición de la pandemia del VIH en los años 80, el control de la sangre fue un tema urgente de salud pública.

Se puso en marcha un control sanitario de la sangre y sus derivados. Antes, las personas podían vender su sangre, ahora los controles sanitarios se han reforzado y la donación es una política pública que permite tener un mejor control en varios países.

En 1982 se creó en México el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea con el objetivo de realizar funciones de control y vigilancia sanitaria.

Se emitieron disposiciones obligatorias para el control sanitario en la obtención y uso de la sangre y sus componentes, con el fin de evitar la transmisión de diversas enfermedades a través de la transfusión.

CULTURA DE DONACIÓN

Se estima que dos de cada diez personas que ingresan a un hospital, requieren sangre.

En general la tasa de donación sanguínea en México está muy por debajo de otras regiones. En México se realzan en promedio 1 millón 700 mil donaciones de sangre, promedio muy por debajo de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, que establece hasta 5 millones de unidades anuales.

Cerca del 97 por ciento de esta donación, fue bajo el esquema de reposición, o familiar, en el cual el sector salud solicita a las personas la donación de sangre como parte de la atención a un paciente hospitalizado.

Hay en México un déficit de 66 por ciento de sangre, y nuestro país, no cuenta con reservas, una de las recomendaciones internacionales en el tema.

De acuerdo con el informe Seguridad de la Sangre y de las Células Troncales de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad: existen en México 558 bancos de sangre; 4,511 servicios de transfusión y 223 puestos de sangre, que en una gran proporción no cumplen con el equipamiento, recursos humanos capacitados, materiales e insumos que aseguren las buenas prácticas en los procesos que se llevan a cabo. La mayoría de los bancos de sangre se encuentran ubicados en establecimientos de atención médica, como un servicio de apoyo.

Diariamente, en todo el mundo, miles de personas requieren de transfusión para vivir. Se calcula que anualmente se recogen 112 millones de unidades de sangre. La revisión y separación de los distintos componentes de la sangre permite ser aprovechada por varios pacientes, proporcionando a cada uno el componente que requiera.

En general, los países con mayores ingresos, presentan mayores tasas de donación, sistemas de recolección más eficientes, más sangre disponible y más donantes voluntarios no remunerados, que han demostrado ser los donantes más seguros.

SANGRE SEGURA

Hoy sabemos que la única forma de garantizar un suministro de sangre segura, es la donación periódica de voluntarios no remunerados. En México se requiere fortalecer un sistema nacional de transfusión, basado en una cultura de la donación, que asegure la autosuficiencia en el suministro.

Cada año se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Donante de Sangre. Si deseas formar parte de la iniciativa global por la donación de sangre puedes participar voluntariamente.

Aunque cada país o región tienen condiciones específicas, compartimos los requerimientos generales para una donación segura.

Requisitos generales:

  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Pesar como mínimo 50 kg.
  • No puedes donar si en ese momento tienes gripe, dolor de garganta, úlcera bucal, o alguna infección.
  • Si te has realizado un procedimiento odontológico mayor, tienes que esperar hasta un mes.
  • Si te has realizado un tatuaje o piercing, tienes que esperar hasta 6 meses.

La prueba se realiza en el lugar donde se efectúa la donación. En muchos países se requiere una hemoglobinemia no inferior a 12,0 g/dl para las mujeres y a 13,0 g/dl para los hombres.

Algo muy importante:

No se debe donar sangre cuando se han tenido actividades sexuales “de riesgo” en los últimos 12 meses.

La donación se suspenderá permanentemente en personas que alguna vez:

  • Hayan tenido una prueba positiva para el VIH.
  • Se han inyectado drogas.

De acuerdo con la ONU, las directrices nacionales de selección de donantes de sangre tienen criterios que pueden variar según el país.

Este 14 de junio Día Mundial del Donante de Sangre, ¿cómo podemos sumarnos?

Cada persona sana, puede asumir el compromiso de donar su sangre de manera periódica.

También puedes invitar a familiares y amigos a promover esta cultura de la donación.

Otra opción: ser voluntario en los servicios de transfusión sanguínea, recibir a los donantes y ayudar a organizar campañas de donación. Esto fortalece una cultura de la donación, al mismo tiempo que generas lazos y comunidad.

Hay un amoroso sentido gratitud hacia las personas que han donado sangre de manera voluntaria, esa sensación de tranquilidad y contento que se experimenta al saber que alguien ha donado lo más preciado que tiene: su sangre.

¿Y tú, por quién darías tu sangre?

Para mayor información:

Día Mundial de la Donación Voluntaria de Sangre:

https://www.who.int/es/campaigns/world-blood-donor-day/2019

Centro Nacional de Transfusión Sanguínea:

https://www.gob.mx/cnts

Acerca del autor

mm

María Teresa Juárez

Con estudios en derechos humanos, literatura, guión, periodismo de investigación y televisión por la Universidad Iberoamericana. Becaria de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, en la rama de Periodismo y Literatura. Consultora en periodismo, radio, salud y género. Guionista. Co-fundadora de la red Periodistas de a Pie.

Dejar un comentario