Justicia

Protestan enfermos renales en Guerrero

Protestan enfermos renales en Guerrero

Reclaman al IMSS falta de atención en las nuevas clínicas

Enfermos renales que se manifestaron el pasado 7 de abril en el exterior del Centro de Convenciones Mundo Imperial, en los momentos previos al inicio del Tianguis turístico 2019, advirtieron que su demanda de un servicio digno de hemodiálisis sigue sin ser atendida por directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado de Guerrero.

El secretario de la Asociación de Enfermos Renales de Guerrero, Raúl Rodríguez Ávila, dijo que las personas no han sido atendidas cómo se debe en las nuevas clínicas subrogadas por el IMSS, Farallón y Santa Lucía, después de casi dos décadas de que la clínica Fresenius otorgó el servicio.

Dos pacientes pertenecientes al grupo con el que recibe el tratamiento han perdido la vida desde el 23 de marzo pasado, fecha en que el IMSS Guerrero decidió subrogar el servicio a la empresa ARW, comentó en entrevista.

En una mesa de trabajo que sostuvieron con directivos federales tras la protesta del pasado 7 de abril, no se llegó a ningún acuerdo tras una reunión que se prolongó 30 minutos, en una oficina ubicada en la zona Dorada del puerto, mencionó.

Rodríguez Ávila pidió la intervención del delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, al reprochar que no se ha entrevistado con ellos.

Las clínicas Farallón y Santa Lucía son improvisadas y los trabajadores no laboran con las medidas mínimas de higiene. No están capacitados, tampoco las instalaciones cuentan con limpieza y calidad para ofrecer el servicio de hemodiálisis a pacientes renales, por lo que no cumplen con diversas normas de la Secretaría de Salud, destacó Rodríguez Ávila.

El próximo 28 de abril, enfermos renales de Guerrero se reunirán para determinar nuevas acciones a seguir para que sean atendidos de manera digna y segura, adelantó.

La clínica Farallón emitió un comunicado mediante el cual se deslinda del servicio y señala que los servicios de hemodiálisis que se ofrecen en el sexto piso del centro hospitalario, son proporcionados por una empresa particular ajena a la clínica Farallón, explicó el secretario general de de la Asociación de Enfermos Renales de Guerrero.

Identificó a la empresa ARW, fundada el 29 de agosto de 2009, como la que realiza la hemodiálisis a los pacientes con problemas renales, quienes son derechohabientes del IMSS en Guerrero.

El portal de Internet de ARW, informa de manera escueta que cuenta solamente con clínicas en cuatro municipios del estado de Guerrero.

Con información de La Jornada

Dejar un comentario