Imagen sección Nutrición

Nutrición

Nutrición

Alimentos ultraprocesados representan
más del 50% de la dieta

Alimentos ultraprocesados representan más del 50% de la dieta

Llama biotecnólogo a poner atención en lo que comemos

Los alimentos ultraprocesados tienen un mayor aporte calórico y representan más del 50 por ciento de la dieta, señaló el biotecnólogo, Víctor Manuel Hernández Pimentel, quien aclaró que la mayoría de los alimentos que consumimos tienen algún grado de procesamiento.

En el taller Mitos y Realidades sobre el procesamiento de los alimentos, el especialista, sostuvo que, no obstante “no se puede achacar a un tipo de alimento” la obesidad existente entre la población, pues sostuvo que esta condición es “multifactorial”.

Hernández Pimentel dijo que lo que se debe hacer con estos alimentos es “regular porciones”, ya que su cantidad de calorías es mayor, y tener un balance entre la ingesta de calorías y la energía que se gasta, a fin de no caer en el sobrepeso y la obesidad.

El International Food Information Council Foundation (IFICF), refiere que el procesamiento de alimentos es cualquier cambio deliberado que ocurre antes de comerlo. Puede ser tan simple como congelarlo o deshidratarlo para preservar los nutrientes y su frescura, o tan complejo como formular una comida congelada con el balance correcto de nutrientes e ingredientes.

El especialista en Química de Alimentos explicó que existe el mito de que podemos basar nuestra dieta en alimentos sin procesar, pero indicó que incluso aquellos productos considerados como frescos han pasado por cierto grado de procesamiento. El simple hecho de lavar una fruta o verdura, las convierte en alimentos procesados mínimamente.

De acuerdo a la última revisión al sistema de clasificación para alimentos conocido como NOVA, el cual es establecido por la Organización Mundial para la Salud (OMS), los alimentos procesados están divididos en cuatro categorías: Alimentos mínimamente procesados (carne, frutas, verduras, jugos de frutas recién extraídos, entre otros.); ingredientes culinarios procesados (aceite de cocina, margarina, sal, azúcar, por ejemplo; Alimentos procesados (quesos, carnes saladas, atún, panes, enlatados y alimentos ultraprocesados (embutidos, bebidas carbonatadas, sopas instantáneas, postres empaquetados).

El último informe de Proméxico con respecto a la industria de los alimentos procesados en México, indica que la industria representó el 23.4 por ciento del PIB manufacturero en 2016 y 3.9 por ciento del PIB total de México. Su valor de producción fue de 111.4 mil millones de dólares.

Además, se prevé que para el periodo de 2017-2021 la producción de la industria en México crezca a una tasa media anual de cinco por ciento.

Las cinco categorías de alimentos procesados más consumidos en México son panadería, lácteos, confitería, productos del mar y cárnicos, y salsas y aderezos.

Por ello, “resulta crucial que la población tenga información sustentada sobre los productos que consume todos los días”, indicó el especialista.

Sobre el mito de si los alimentos procesados son tóxicos, Hernández Pimentel indicó que esta creencia está relacionada con los aditivos que contienen este tipo de productos. Sin embargo, “de acuerdo con expertos de todo el mundo, estas sustancias además de ofrecer múltiples ventajas a los consumidores son totalmente seguras para su consumo”.

Dejar un comentario