Imagen sección Especial

Especial

Especial

No sólo falta de medicamentos,
también falta material de curación

No sólo falta de medicamentos, también falta material de curación

Grave austeridad en hospitales e institutos de salud

El abasto de medicamentos y material de curación es parcial y temporal en los hospitales e institutos de salud.

Así como llegan se terminan y hay que volver a pedir, mientras las contrataciones de personal de guardias y suplencias no se han reanudado, señalaron trabajadores en los servicios médicos que de manera normalestán saturados.

A tres meses del cambio de gobierno y poco más de dos que se empezaron a resentir las medidas de la política de austeridad del gobierno federal, en los nosocomios e institutos de salud persisten los problemas que, a decir de empleados consultados, se han sumado al cúmulo de carenciastradicionales que se viven en las unidades médicas.

En tanto, en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se mantiene la parálisis. Aunque en las ventanillas de atención se reciben las solicitudes de trámites, no se han concluido porque aún no se formalizan los nombramientos de los titulares de las comisiones de Autorización Sanitaria, Fomento Sanitario y Operación Sanitaria. En estas áreas hay encargados de despacho y lo mismo ocurre en la Comisión de Evidencia y Manejo de Riesgos.

La primera es la que conoce de los registros sanitarios de fármacos, así como de las renovaciones.

Por otra parte, la Cofepris tiene la responsabilidad de regular la actividad de 15 industrias que generan cerca de 10 por ciento del producto interno bruto. Al mes, atiende alrededor de 20 mil trámites, entre ellos los permisos para la comercialización de productos con cannabis.

Las empresas del sector siguen en espera de que se reactiven las actividades y se agilice la entrega de documentos, con lo que podrán traer del extranjero suplementos alimenticios, cosméticos, alimentos y bebidas o, incluso, iniciar su producción en territorio nacional.

Lo anterior, con base en la reforma legal que autoriza el uso de componentes de la mariguana con fines terapéuticos, así como el cultivo de la planta para la realización de investigaciones científicas.

No sólo falta de medicamentos, también falta material de curación

En las unidades médicas, persisten las restricciones para el uso del presupuesto autorizado. Funcionarios consultados por este diario, comentaron que antes de poder disponer de los recursos económicos deben obtener la autorización del gobierno federal. Se presenta la petición y se envía para su aprobación. Eso toma tiempo y explica las carencias que se enfrentan en los servicios médicos, indicaron.

Otro de los desafíos que tendrán que sortear en el transcurso del año es la disminución de los presupuestos, que oscilan entre 10 y 15 por ciento. “Puede parecer poco, pero se debe tomar en cuenta que la mayor parte del presupuesto, 70 por ciento o más, está comprometido para el pago de salarios y servicios (agua, luz, teléfono).

De lo poco que queda es donde se aplicaron los ajustes, con lo cual el margen de maniobra en hospitales para ampliar su capacidad de atención o realizar alguna obra, se redujo, dijeron los entrevistados.

Con información de La Jornada

Dejar un comentario