Imagen sección Niños

Niñ@s

Niñ@s

Alertan sobre Virus de Papiloma Humano
en niñas de 12 años

Alertan sobre Virus de Papiloma Humano en niñas de 12 años

Infecciones que genera el cáncer cervicouterino

En la última década ha disminuido la edad en que las mujeres adquieren el virus del papiloma humano (VPH), que genera el cáncer cervicouterino, el segundo más frecuente entre las mexicanas, sólo superado por el de mama.

Leticia Rocha Zavaleta, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la Universidad Nacional Autónoma de México, alertó que antes las infecciones por VPH ocurrían a los 19 años, mientras que ahora hay niñas de 12 años con este virus.

En el marco de la conmemoración este 4 de febrero del Día Mundial contra el cáncer, que este 2019 se enfoca al cervicouterino, la especialista del Departamento de Biología Molecular y Biotecnología informó que en 2018 México registró 32 mil 439 decesos por esta causa, lo que equivale a 89 al día.

En un comunicado, la investigadora de la UNAM indicó que a pesar de la cantidad de información disponible, niños y jóvenes no saben cómo manejarla. Se piensa que el cáncer es una enfermedad de la tercera edad, y en realidad muchas mujeres lo desarrollan en la cuarta o quinta década de vida, cuando son económicamente activas, madres y/o jefas de familia.

Incluso, dijo que pueden pasar hasta 20 años desde el momento en que una mujer se infecta con el VPH y desarrolla una lesión maligna.

Rocha Zavaleta señaló que éste es uno de los pocos tipos de cáncer prevenibles por dos vías: la vacunación y estudios moleculares para la detección del virus, así como el Papanicolaou o colposcopías para detectar lesiones premalignas.

En la actualidad se cuenta con tres tipos de vacunas que protegen contra dos, cuatro o nueve tipos virales del VPH. El requisito para ser inoculada es que al momento de recibir la dosis no se esté infectada por el virus.

En México aún es baja la cobertura de vacunación y no hay un programa que incluya a las niñas para cerrar el círculo de infección. “Sería bueno contar con más información, y que las generaciones que no tuvimos acceso en nuestra adolescencia a la vacuna, podemos ser sujetos a ella”, destacó.

Sin embargo, reconoció que las vacunas no son 100 por ciento eficaces, por lo que se debe tener una revisión periódica del ginecólogo y, en la medida de lo posible, tener relaciones sexuales protegidas, recomendó.

Dejar un comentario