Imagen sección Mujer

Mujer

Mujer

‘Nenitas’: teatro que retrata la violencia en mujeres

Quince relatos crudos escritos por mujeres conforman el proyecto teatral Nenitas, de la Compañía Soy Pájaro y alumnas de la Unidad de Vinculación Artística del Centro Universitario Tlatelolco UNAM, apoyado con el Fondo Nacional de la Cultura y las Artes.

Nenitas está basada en el libro de cuentos homónimo de Sylvia Aguilar Zeleny a quien le otorgaron el premio nacional de cuento La Paz, Baja California Sur en 2012.

Los cuentos que retoma la obra son: La vida después del agua, Sobreexpuestos, Odio mi vida, Duelo, Poporro es dios, Run for life, Sueño con la bahía y El día en que murió papá.

Los relatos son ejemplos de formas de resistir, procesar, asumir y sobreponerse a situaciones por las que pasan mujeres de distintas edades y contextos sociales en la cotidianeidad.

Entre los datos duros que sostienen un proyecto escénico como Nenitas, están las mujeres que han padecido violencia sexual en algún momento de su vida por parte de distintos agresores, como la pareja, el cual representa el 32 por ciento de las mujeres según cifras oficiales. De igual forma, 63 de cada 100 mayores de 15 años han experimentado al menos un acto de violencia emocional, física, sexual, económica o patrimonial, así como discriminación laboral.

Estas actrices decidieron hacer teatro en la vejez y encarnan en Nenitas, historias de maltrato y violencia, y sin embargo, con humor.

Mujeres resilientes como sus personajes, salidos del premiado libro de cuentos Nenitas, de Sylvia Aguilar Zéleny. Las protagonistas de los 13 unipersonales son niñas, pero en la adaptación teatral del director Josafat Aguilar son interpretadas por mujeres mayores.

“Aportan su experiencia de vida (…) son personajes frescos”, dice Aguilar, quien desde 2011 dirige el Laboratorio Gerontológico Teatral de México en la asociación civil Soy Pájaro.

Desarrolló un método de entrenamiento actoral para adultos mayores. Aguilar debió aprender sobre enfermedades crónico-degenerativas, dosificación de cargas de trabajo. “Lamentablemente se relaciona vejez con enfermedad, pero no lo es”, ataja Aguilar. Desde Soy Pájaro defiende que el buen envejecer “es un gran acto de protesta”.

Y aunque la salud de las actrices puede ser más precaria, una ventaja de la edad es haberse liberado del ego. “Son pura entrega, perseverancia y disciplina”, asegura, orgulloso, Aguilar.

Aunque no son ajenas al curso de la vida. Una actriz falleció a mitad de temporada en 2018. Otra debió cuidar de un hijo enfermo. Otra más, una fractura y otra, cirugía de catarata. Pero Nenitas sigue.

Inicia su tercera temporada, del 10 a 27 de enero, en el Museo Universitario del Chopo. En cada función, se presentan al azar 4 de las 13 historias.

Soy pájaro A.C. es una compañía de teatro que trabaja ininterrumpidamente desde el 2011 con elenco conformado por personas adultas mayores. Josafat Aguilar Rodríguez, su director, es licenciado en literatura dramática y teatro por la UNAM.

El precio de los boletos es de 100 entrada general y 70 INAPAM.

Con información de La Jornada y Reforma

Dejar un comentario