Imagen seccion Enfermedades A – Z

Enfermedades de la A - Z

Enfermedades de la A - Z Enfermedades T

Tabaquismo

Adicción al tabaco provocada principalmente por uno de sus componentes activos, la nicotina, que lleva al consumo abusivo. Considerada como una enfermedad crónica.

Síntomas

El uso de la nicotina puede tener muchos efectos diferentes en el cuerpo. Puede:

  • Disminuir el apetito: el temor a aumentar de peso hace que muchas personas no quieran dejar de fumar.
  • Estimular el estado anímico, dar a las personas una sensación de bienestar y quizás incluso aliviar la depresión menor.
  • Incrementar la actividad en el intestino.
  • Crear más saliva y flema.
  • Incrementar la frecuencia cardíaca alrededor de 10 a 20 latidos por minuto.
  • Incrementar la presión arterial a 5 a 10 mm Hg.
  • Posiblemente causar sudoración, náuseas y diarrea.
  • Estimular la memoria y la vigilia: las personas que consumen tabaco con frecuencia dependen de este para ayudarlos a cumplir ciertas tareas y desempeñarse bien.

Los síntomas de abstinencia de nicotina aparecen al cabo de 2 a 3 horas después del último consumo de tabaco. Las personas que fumaron por más tiempo o que fumaban una cantidad mayor de cigarrillos al día son más propensas a tener síntomas de abstinencia. Para quienes están dejando de fumar, los síntomas alcanzan su máximo aproximadamente de 2 a 3 días más tarde. Los síntomas comunes incluyen:

  • Un deseo vehemente de nicotina
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Somnolencia o problemas para dormir
  • Malos sueños y pesadillas
  • Sentir tensión, inquietud o frustración
  • Dolores de cabeza
  • Incremento del apetito y aumento de peso
  • Dificultad para concentrarse

Usted puede notar algunos o todos estos síntomas al cambiar los cigarrillos regulares por cigarrillos con contenido bajo de nicotina o cuando reduce la cantidad de cigarrillos que fuma.

Tratamientos

Todo fumador debe recibir intervención terapéutica para incitarle, animarle o ayudarle a dejar de fumar. La forma e intensidad del tratamiento que se brinde a cualquier fumador depende de las características de cada fumador. El grado de motivación que el sujeto tenga para dejar de fumar, así como, su grado de dependencia física y psíquica deben ser adecuadamente valorados para proporcionarle el mejor tratamiento.

El tratamiento que debe recibir cualquier fumador que quiera realizar un serio esfuerzo por dejar de fumar incluye una combinación de tratamiento farmacológico para aliviar la dependencia que el sujeto tiene por la nicotina y asesoramiento psicológico para combatir la adicción que el fumador tiene por el consumo inhalado de tabaco.

Consulta a tu médico.

Dejar un comentario