Imagen sección Nutrición

Nutrición

Nutrición

Revelan estudios pésimas prácticas sobre la alimentación en los recién nacidos

Revelan estudios pésimas prácticas sobre la alimentación de los recién nacidos

En México, la cuarta parte de los padres anticipa la alimentación complementaria que debe recibir un menor después de los 6 meses de edad, incrementando la mortalidad por enfermedades crónico degenerativas al ser adultos, advirtió la doctora Jennifer Mier Cabrera, médico adscrito al Departamento de Nutrición y Bioprogramación del Instituto Nacional de Perinatología.

Sin embargo, el 26% de los menores de seis meses de edad pasa de la lactancia materna exclusiva, al consumo de alimentos sólidos; aun cuando la OMS recomienda hacerlo posterior al medio año, dijo la especialista.

Precisó que de acuerdo con los resultados del estudio cohorte “OBESO-Origen bioquímico y epigenético de la obesidad”, realizado por el INPer a 92 niños, el 50% de ellos comenzó la ingesta de azúcares antes de los seis meses de edad, lo que aumenta el riesgo de que padezcan obesidad y malnutrición en la etapa adulta.

De acuerdo a la evidencia científica no se deben dar alimentos con azúcares añadidos, por lo menos los dos primeros años de vida, porque aumenta la posibilidad de que tengan sobrepeso y grasa abdominal, precisó la investigadora del Departamento de Nutrición y Bioprogramación del INPer.

Tanto el inicio precoz de la alimentación complementaria, como el consumo de azúcares antes de los dos años están relacionados con una mayor acumulación de grasa en los pequeños. Por ello, cambiar los estilos de vida de las familias es un factor trascendental para modificar prácticas de alimentación como estas.

Por lo anterior, la especialista en nutrición subrayó que la adopción de estilo de vida saludables de las familias es un factor que contribuye a modificar las tendencias de malnutrición que están relacionadas con la obesidad o aceleración en el crecimiento infantil.

Finalmente, añadió que la desinformación y falta de educación en nutrición contribuyen a incrementar la epidemia de obesidad; sin embargo, el INPer promueve cursos de orientación sobre Alimentación del Lactante y Alimentación Complementaria, así como de formación de trabajadores sanitarios.

Dejar un comentario