Imagen sección Mamá

Mamás

Mamás

Muertes gestacionales, una propuesta desde el duelo

mm
Escrito por Redacción

Paradigmas jurídicos: Para implementar en hospitales

Por Alexandra Martínez (*)

A unos días de haber sustentado una tesis de investigación en honor a mi bebé y a todas las madres en duelo, aún no logro definir exactamente cómo es que me siento, y es que si alguien me hubiese dicho que un día sería capaz de hablar abiertamente de lo sucedido no le habría creído. 

Cuando me enteré que sería mamá con tan solo 23 años y sin un futuro estable que brindarle a mi hija, tuve que enfrentarme al prejuicio de la sociedad por decidir seguir adelante con mi embarazo y ser madre soltera. Recuerdo haber sentido que lo perdía todo y que estaba sola, aunque lo peor vendría después… y es que cuando todo comenzaba a tener claridad, y los sueños y expectativas alrededor de mi bebé eran cada vez más nítidos, con solo cinco meses de embarazo presenté ruptura prematura de membranas y nada podía hacerse. 

Ese día en la sala de partos, no podía dar crédito de lo que pasaba a mi alrededor, literalmente me estaban dejando morir ante la falta de atención por parte del personal médico y de enfermería, y ni qué decir de todas las decisiones que me hicieron tomar sin estar consciente realmente de ellas, y sólo podía pensar en las demás, en las otras mujeres que pasaron por lo mismo o las que desafortunadamente algún día estarían en esa situación y, entonces, quizá como un medio de defensa ante el dolor, y para no perder del todo la poca cordura que me quedaba en esos instantes, trataba de analizar en mis ratos de lucidez qué derechos humanos me estaban siendo violentados e imaginarme cómo haría las cosas diferente si estuviera en mis manos hacerlo. 

Así que tan pronto salí del hospital comencé con una investigación para titularme, que me llevó tres años poder concluir. Y es que me costó mucho trabajo poder culminarla, ya que a mí nadie me explicó el porqué había perdido a mi bebé. Sentí durante un par de años, que yo era la culpable o que había algo malo en mí, fue hasta hace poco que, con temor, en una consulta con una nueva ginecóloga me atreví a platicarle mi experiencia y las dudas que tenía alrededor de lo sucedido, y entonces comprendí que yo no había hecho nada malo y eso me dio el valor para retomar mi investigación y buscar ayuda psicológica.

Todo lo anterior, sumado a que en nuestro país, no existen precedentes jurídicos que sirvan de sustento para nuevos paradigmas, por eso es que agradezco el apoyo que recibí por parte de MISS Eca-Red de apoyo ante muerte gestacional y la niñez temprana, y otras organizaciones de la sociedad civil, que al llevar años de estudio y acompañamiento a padres en duelo, en su camino han realizado diversas herramientas de medición respecto de este tipo de partos, así que con su ayuda, logré conformar mi tesis titulada “Paradigmas jurídicos en la atención de partos con pérdida gestacional en hospitales del IMSS”.

La tesis está integrada por cinco capítulos, cuya materia de estudio central es la seguridad social en México, y como lo dije antes, con base en mi experiencia y la de muchas otras mujeres, determiné cuáles eran con exactitud las violaciones a derechos humanos a que nos someten los profesionales de la salud desde el primer instante en que nos informan que nuestro embarazo no puede continuar, hasta el alta médica del centro de salud. Y con ello, establecer entonces la vía a seguir que sería más adecuada para erradicar estas violaciones.

Por lo tanto mi propuesta consta de tres etapas: la primera, la reforma de dos artículos relacionados con el Seguro de enfermedades y maternidad, el 101 de la Ley del Seguro Social y 170 de la Ley Federal del Trabajo, a fin de que no se deje al arbitrio de los médicos la decisión sobre si otorgar o no una incapacidad por maternidad luego del parto a las madres trabajadoras, y con ello se reconozca legalmente nuestra maternidad y los derechos que nos son consagrados.

En la segunda fase propongo la creación de un protocolo de atención a partos con pérdida gestacional descrito por etapas de inicio a fin, con la información clara y concisa que debe brindarse a cada familia, para que ya no existan más mujeres sintiéndose culpables por la muerte de sus hijos; y, por último, un curso integral para el manejo del protocolo de salud el cual va dirigido esencialmente a los profesionales de la salud y todo aquel que tenga contacto directo con la paciente en materia de derechos humanos, tanatología y duelo perinatal, así como la difusión del mismo en diversas plataformas digitales y anuncios publicitarios para que sea dado a conocer a nivel federal al público en general, para que todos los mexicanos puedan estar enterados de que dicho protocolo existe, cómo debe ser aplicado y qué hacer o exigir en caso de que una etapa llegase a vulnerarse. 

No sé si algún día lograré ver esta propuesta en la Cámara de Diputados para su discusión, sin embargo, el hecho de haber podido exponer abiertamente mi experiencia ante una institución educativa que me ha formado y apoyado durante este proceso como lo es la Barra Nacional de Abogados y conmover al auditorio, así como despertar su interés, para mí es desde ya una forma grandiosa de honrar a mi hija. 

A todos los padres en duelo, los abrazo, porque nuestros hijos existieron, debemos alzar la voz y exigir nuestros derechos, así tengamos que hacerlo un día a la vez.

(*) Alexandra Martínez es Licenciada en Derecho por la Barra Nacional de Abogados

Acerca del autor

mm

Redacción

Dejar un comentario