Academia

Crea IPN parche para evitar amputaciones
por pié diabético

Puede acelerar la cicatrización de heridas y úlceras

El Instituto Politécnico Nacional creó un parche dérmico, único a nivel mundial, el cual ayudará a revertir el índice de amputaciones asociadas al pie diabético, complicación grave de la Diabetes Mellitus (segunda causa de muerte en México), el cual es capaz de acelerar la cicatrización de heridas y úlceras provocadas por la afección, además de eliminar infecciones producidas por bacterias resistentes a los antibióticos que dificultan la acción de los tratamientos.

De acuerdo con cifras aportadas por instituciones de salud, educativas y asociaciones civiles, en el marco del evento “Alianza por el Pie Diabético”, organizado recientemente por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, en México existen 100 mil personas que sufrieron una amputación en alguna de sus extremidades inferiores a causa de la Diabetes.

Ante esta situación, la aportación de la científica del Centro de Biotecnología Genómica (CBG), Christian Mariel Sáenz Santos, representa una alternativa factible para atender este problema de salud que ha registrado un incremento constante e implica una inversión creciente para las instituciones de salud pública.

El parche dérmico es elaborado a partir de biopolímeros que actúan como coadyuvantes en el proceso de cicatrización. Además, contiene un agente bioactivo llamado Bdellovibrio bacteriovorus, que al ser una bacteria predadora de otras bacterias patógenas, elimina una gran diversidad de microorganismos presentes en las heridas de pie diabético, inclusive aquellos que son resistentes a los antibióticos, como Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae.

Por la contribución que representa esta investigación, el registro de patente se encuentra en trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), informó la científica politécnica creadora de esta innovación, quien destacó que el parche dérmico representa una nueva opción para resolver o controlar las infecciones de pie diabético, las cuales actualmente se tratan con antibióticos.

“Sin embargo, el aumento de la resistencia bacteriana muchas veces complica los tratamientos y la evolución de las lesiones hace necesaria la disección de la extremidad”, acotó.

La investigadora politécnica resaltó que el parche es reabsorbible y una vez que se coloca en la herida no será necesario retirarlo. “Por contar con esa característica se evitará desprender el tejido de granulación, que el organismo va creando como parte del proceso de cicatrización; el parche también actúa como barrera para evitar que penetren a la herida microorganismos”, aseguró.

Sáenz Santos explicó que los ensayos preclínicos los llevan a cabo con modelos animales (ratones). “Al realizar los experimentos observamos que en los roedores diabéticos tratados con el parche dérmico, el proceso de cicatrización fue similar al observado en roedores sanos, ya que en aquellos animales diabéticos que sólo recibieron tratamiento con antibiótico, el proceso de cicatrización fue más tardado”, subrayó.

Expuso que el parche dérmico constituye una alternativa médica muy importante para tratar el pie diabético; no obstante cuando las lesiones son graves e inclusive hay presencia de gangrena, es difícil conseguir una evolución favorable.

Dejar un comentario