Imagen sección Nutrición

Nutrición

Nutrición

Defienden consumo de leche en México

Día Mundial de la Leche

En el Día Mundial de la Leche celebrado el primero de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) instauró esta fecha para generar conciencia sobre la importancia que este alimento de origen animal tiene en el ser humano.

Nuestro país mantiene un consumo per cápita de leche  de 130 litros anuales por persona, cifra considerada por debajo de lo recomendado por la FAO que es de 180 litros por persona al año. 

Desde el año pasado el mercado nacional de lácteos creció a 16 mil millones de litros. Con una producción de 12 mil millones, 1.7 % más con respecto al año anterior.

El resto representa importaciones que buscan cubrir a la industria nacional con un mayor crecimiento a un ritmo constante motivado por una demanda nacional determinada por el crecimiento poblacional y una creciente exportación de mil millones de litros equivalentes al año, así lo informó el presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche, Miguel Ángel García Paredes.

El titular de la CANILEC destacó que se ha logrado contener un descenso en la demanda, “gracias a la calidad y desarrollo de nuevos productos lácteos, (desde diversos tipos de leche, con múltiples beneficios, a quesos, cremas y postres) que atienden los nuevos estilos de vida y necesidades de los consumidores”.

Por tal motivo, refrendó el compromiso de la cámara por impulsar el consumo de leche, y sus derivados, en la dieta de los mexicanos.

La leche es uno de los alimentos más completos por su contenido de nutrientes indispensables para el organismo como proteínas, grasa, calcio, fósforo y vitaminas. Su alto contenido nutritivo favorece el sano crecimiento y desarrollo de los niños. Es además una fuente de calcio que les ayuda en la formación y mantenimiento de sus huesos y sus dientes. Un vaso de leche (200 mililitros diarios) aporta cerca del 30 % de calcio.  Son los niños quienes por estar en crecimiento y desarrollo deben de ingerir leche en su dieta diaria.

En los adultos el consumo de este producto debe ser moderado, y en los adultos mayores, la ingesta de leche debe ser hacia la leche fermentada, es decir el yogurt por su gran aportación de calcio.

En la tercera edad, regularmente las personas no tienen una adecuada alimentación lo que les provoca desnutrición, y el yogur les aporta un alto valor nutricional, además de ser fácilmente digerible y ayudarles a la asimilación de nutrientes.

Dejar un comentario