Imagen sección Mamá

Mamás

Mamás

Por una atención digna en la muerte perinatal

mm
Escrito por Mónica Díaz A.

Ley Brazos Vacíos

Cuando muere un bebé durante el embarazo, al momento de nacer o a los pocos días o meses después de su nacimiento, las mujeres y sus familias se enfrentan a la falta de un buen abordaje ante la carencia de protocolos hospitalarios que conduzcan al inicio de un duelo sano.

Esta falta de atención se da en México y muchos países de Latinoamérica donde familias que han atravesado por esta difícil experiencia han tomado el camino del activismo para impulsar leyes que protejan a estas familias en duelo.

Dentro de su caminar hay una luz de esperanza por lograr la dignidad, la humanización y un trato respetuoso hacia estas familias, una labor ejemplar y valiente que habla de la sensibilización y la calidad humana de estas personas.

Ángela María Muñoz es una de ellas, tras la muerte de su hijo Juan Isaac dejó atrás su trabajo y creó JIC Fundación de Apoyo Ante la Muerte Gestacional y Neonatal en Colombia, quien en entrevista nos habla acerca de la Ley Brazos Vacíos que se propone en ese país para arropar a las mujeres y familias después de que sus bebés murieron en gestación, parto o después de nacer.

“Esta iniciativa parte del corazón, cuando inició JIC Fundación una de las tareas claras era la incidencia en política pública y en leyes, no podíamos quedarnos solo en la queja, teníamos que levantar la mano de lo que está mal”.

La Directora de JIC Fundación de Apoyo considera necesaria la humanización en el personal de salud, la formación para saber abordar la muerte perinatal y neonatal, porque hay un vacío enorme en el acompañamiento, en el registro del nombre de estos bebés, hay inequidades en las licencias de maternidad, entonces se dieron a la tarea de revisar el aspecto de los derechos de estas madres y padres.

El proyecto de Ley Brazos Vacíos, señala Ángela, defiende la voz de quienes han transitado por esta vivencia, “es un propósito de vida con el trabajo de la coordinación de área de política pública de JIC, donde se hizo una investigación de las prácticas de humanización en instituciones de salud de Colombia y se propuso el proyecto en el Ministerio de Salud”.

“En este Ministerio quedó un documento de investigación y decidieron promoverlo tema por tema, así nace el proyecto de Ley, y se recoge la investigación de humanización con base en evidencia científica para que sea avalada”.

Este proyecto de Ley cuenta con el apoyo del senador colombiano Mauricio Gómez, quien se sentó a escuchar a las madres en duelo, quienes le expresaron qué habían sentido en las instituciones de salud, entonces la Ley Brazos Vacíos es una expresión que recoge lo que las madres sienten cuando han gestado un hijo/a y muere… “es la sensación de salir de la clínica sin nada después de tenerlo todo”.

“El Ministerio de Salud debe promover la formación para todo el talento humano dedicado a este tipo de atención y también con formación en las universidades, se busca educación y formación en duelo para abordar con asertividad y no generar un mal en vez de un bien y la certeza de que los protocolos para estos casos se hagan realidad”.

Entre los puntos que expone la Ley Brazos Vacíos está instaurar el Día Nacional de la Concientización de la Muerte Gestacional y Neonatal, para visibilizar la temática, porque falta desarrollar acciones que sensibilicen, que involucren a toda la sociedad. En Colombia en 2019 fallecieron más de 45 mil bebés en gestación y neonatal.

Con esta Ley también se propone garantizar una atención en salud adecuada, integral y equitativa. “Es un cambio en ver la manera de la atención, el cuidado de lo emocional, por eso necesitamos un lineamiento humano para generar una transformación desde lo público para que se quede a quienes van a pasar por esta situación”, expresa Ángela María Muñoz.

La Ley Brazos Vacíos, que ya fue radicada en el Senado de la República de Colombia, también señala la obligación del Ministerio de Salud para la expedición de un lineamiento de atención integral y humanizada de la muerte gestacional y neonatal que debe ser implementado en todos los municipios y departamentos de ese país.

De igual forma, establece la obligación para las instituciones de salud de adoptar este lineamiento nacional o expedir un lineamiento propio con base en los principios del nacional, que son el de dignidad, trato humanizado, información, autonomía, cuidado de la salud mental, respeto por la interculturalidad y por la diversidad étnica.

De aprobarse la Ley Brazos Vacíos en Colombia se sentaría un precedente muy importante para los países de América Latina en beneficio de quienes atraviesan por la experiencia de la muerte de una hija o hijo en el embarazo, parto o después de nacer.

En México carecemos de protocolos hospitalarios que den la atención adecuada para estos casos y los centros de salud son el parteaguas para el inicio ya sea de un duelo sano, o de un duelo complicado, entonces este tipo de legislaciones dan esperanza a las madres y padres en duelo perinatal.

* Acompañante y facilitadora en MISS-Eca Red de Apoyo ante la Muerte Gestacional y de la Niñez Temprana

Acerca del autor

mm

Mónica Díaz A.

Acompañante y facilitadora en MISS-Eca Red de Apoyo ante la Muerte Gestacional y de la Niñez Temprana

Dejar un comentario