Imagen sección Mujer

Mujer

Imagen sección Opinión

Opinión

Mujer Opinión Metamorfosis

En busca del secreto de las súper mamás
en tiempos vacacionales

mm
Escrito por Cynthia Rodríguez

O cómo romper el techo de cristal…

El día que la Comisión Europea renovó sus poderes,  no me cansaba de ver las fotos de familia de Ursula von der Leyen, la ministra de la Defensa alemana que desde el 2 de julio de 2019 se convirtió en la primera mujer que llega a la presidencia de esta institución.

Esto ya por sí solo fue noticia, pero cuando ví que además tiene siete hijos, incluidas dos gemelas (adoro  todo lo que tiene que ver con gemelos), lo primero que me vino a la mente fue: “¿Y cómo le hace?” y pensé de inmediato que yo, con tres, soy una exagerada cuando pienso que hay días que no puedo más.

Pero el día de la renovación de poderes en la Comisión Europea coincidió con otra fecha muy importante para niños y madres de prácticamente todo el mundo: el fin del ciclo escolar, por lo cual yo ya tenía días en que me estaba poniendo muy nerviosa, pues eso de entretener a tres chiquillos que literalmente están descubriendo el mundo no es tarea fácil , ya que con la edad que tienen, necesitan estímulos constantes porque después de cinco minutos de hacer una cosa y cinco de otra, llega lo inevitable: el aburrimiento, donde sus primeras señales son los  berrinches, luego los pleitos entre ellos, el mal humor, y después querer estar pegados a la televisión, que sí, funciona como tranquilizante, pero ya sabemos también los efectos.

En fin, que yo seguía con mi sorpresa y me puse a revisar la biografía de Von der Leyen y mi asombro no paraba: Mientras formaba su familia e iba teniendo hijos, ella estudiaba economía y medicina (¡Wow!). Después de que ejerció la medicina y pasaba largas horas en el hospital, incluyendo los turnos de noche, se puso a hacer política, entonces fue Ministra de la Familia (2005-2009), después Ministra del Trabajo y Asuntos Sociales (2009- 2013),  y desde el 2013 también Ministra de la Defensa…¡Wow, wow y más wow!

Entonces, entre curiosa y envidiosa,  me puse a analizar la situación y pensé:  Claro, está en su país y seguramente muchos familiares la apoyaron, la apoyan y la seguirán apoyando en los muchos días que tuvo y tiene que estar fuera de casa. ¡Así cualquiera!

Ya si también tiene un séquito de personas o nanas que le ayudan a organizar casa y actividades de los niños, pues qué mejor. Porque seamos sinceras, claro que eso ayuda y es fundamental para que cualquier madre pueda continuar con su vida profesional. No hay super mamá sin apoyo. Me consta, sobre todo ahora que, lejos de México, asumo las consecuencias también en la maternidad de haber elegido vivir en otro país donde ni siquiera mi familia política está cerca.

Pero regresemos al personaje, que en en toda Europa  ha llamado mucho la atención por el hecho de sus siete hijos en un momento que la tasa de natalidad en el Viejo Continente lleva años disminuyendo y donde una de las causas más importantes es justo la falta de apoyo a las familias y que a pesar de compartir tantos tratados y leyes, el permiso, por ejemplo, para la paternidad, no está homologado y en los países del sur de Europa, a diferencia del norte que va de los dos meses hasta un año si la mamá desea regresar a trabajar, a lo que más aspiran los padres de familia a tener permiso cuando un hijo nace es a dos semanas si bien les va, por lo que la crianza de los hijos sigue siendo mayoritariamente responsabilidad de las madres, quienes ante los altos costos de las guarderías y o de la asunción de una niñera, dejan de trabajar.

Entonces, cuando en una entrevista reciente se le preguntó a doña Ursula cómo le hacía para hacer coincidir su trabajo con su familia ella contestó:

“Sacar adelante a 7 hijos es una larga historia… Cuando tuve a mi primer hijo tenía 29 años  y lo recuerdo como el periodo más difícil, así que entiendo muy bien a las mujeres y a los hombres que tienen problemas cuando comienzan a tener una familia y los niños están muy pequeños… Ahora tengo mucha experiencia en la división del tiempo entre familia y trabajo y claro, reconozco que los niños cuando son chiquitos tienen necesidad de su mamá, pero también tienen derecho a un padre”.

Como ministra de la Familia en Alemania, Von der Leyen introdujo la Ley de fomento infantil para la creación de nuevas estructuras para el cuidado de los niños. Actualmente todos los bebés, sin excepción, tienen asegurado un lugar en las guarderías del país. Asimismo, introdujo la licencia por paternidad/maternidad, un permiso pagado para padres, siguiendo los modelos escandinavos, que reserva dos meses adicionales para padres que hacen uso de este beneficio.

Espero que ahora como presidenta de la Comisión Europea pueda impulsar y homologar la legislación para beneficio de tantas familias en todo el continente y pueda ser ejemplo para muchos otros países, porque sí, es básica la organización de cada mujer o cada pareja para hacer coincidir trabajo y familia, pero es fundamental el apoyo gubernamental para poder romper verdaderamente el llamado techo de cristal.

Yo por lo pronto, como mamá desesperada, esperaré con ansias que el nuevo ciclo escolar comience de nuevo.

Acerca del autor

mm

Cynthia Rodríguez

Es periodista desde hace 25 años y desde hace 11 es corresponsal en Italia para diversos medios en México e Italia. En el 2009 escribió el libro “Contacto en Italia. El pacto entre los Zetas y la ‘Ndrangheta”, donde explica por primera vez los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Es coautora de los libros “72 migrantes” y “Tú y yo coincidimos en la noche terrible”, sobre el asesinato de los periodistas en México. Durante varios años de su carrera ha sido también editora. Cuenta con una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa. Es mamá por partida triple. En twitter: @cynthiaitalia

Dejar un comentario