Imagen sección Especial

Especial

Especial

Octubre, mes para recordar muertes perinatales

mm
Escrito por Mónica Díaz A.

Ola de Luz Internacional

Inicia la cuenta regresiva para realizar la Ola Internacional de Luz, un acto donde se unen madres y padres de todos los países del mundo para recordar a sus hijas e hijos fallecidos durante el embarazo, en el parto o después de que nacieron. El 15 de octubre a las 7 de la noche la energía de amor recorre todos los continentes para honrar a esos bebés.

De acuerdo con algunas organizaciones en Estados Unidos, el entonces presidente de ese país, Ronald Reagan, proclamó el 15 octubre de 1988 por primera vez como el Mes de la Concientización sobre la Pérdida del Embarazo y la Infancia.

Las palabras del mandatario fueron: “cuando un niño pierde a sus padres se les llama huérfanos. Cuando un cónyuge pierde a su pareja, se le llama viudo o viuda. Cuando los padres pierden a sus hijos, no hay una palabra para describirlos. Este mes se reconoce la pérdida que experimentan tanto padres en los Estados Unidos y en todo el mundo. También está destinado a informar y proporcionar recursos para los padres que han perdido hijos debido a una pérdida gestacional, aborto espontáneo, embarazo ectópico, embarazo molar, mortinatos, por defectos de nacimiento, Síndrome de la Muerte Súbita, cardiopatías congénitas, entre otras causas”.

Ante este precedente, poco a poco fueron uniéndose diversos países del mundo con infinidad de actividades para crear conciencia entre la sociedad de la importancia de reconocer este tipo de duelo, muy invisibilizado y minimizado, además de llamar a los gobiernos a trabajar en políticas públicas para favorecer los derechos de estas madres y padres en el proceso hospitalario.

Diversos actos se conjuntan todo el mes de octubre para recordar a los bebés que se fueron demasiado pronto. Movimientos en Europa lo nombran como el Mes del Recuerdo, en Estados Unidos algunos colectivos llevan a cabo trabajos altruistas como una forma de hacer algo en nombre de sus hijas e hijos fallecidos.

Mamás, y papás recuerdan a sus hijos, hijas, y llaman a gobiernos a trabajar en políticas públicas de apoyo a quienes han perdido a sus hijos por fallecimientos perinatales o infantiles. (Foto: Red Miss Eca)

En Latinoamérica en años anteriores se llevaban a cabo sueltas de globos; sin embargo, por cuestiones ambientales se dejó de lado esta actividad, dando paso a encuentros donde se organizan diversas dinámicas en eventos masivos que reúnen a cientos de mamás y papás.

En México, la organización MISS Eca-Red de Apoyo ante la Muerte Gestacional y de la Infancia Temprana organiza cada año este encuentro donde se han elaborado rehiletes, diseñado macetas para plantar una semilla, sesión de fotos del recuerdo, entre otras. En este marco, también organiza un ciclo de conferencias con las voces de especialistas.

Este 2020 será diferente, el reto es no dejar pasar esta fecha tan significativa para quienes se han quedado con los brazos vacíos. Ante la pandemia, los eventos se llevarán a cabo de manera virtual. Incluyendo un ciclo de conferencias a realizarse el jueves 22 de octubre a partir de las 10:00 de la mañana.

Asimismo, una campaña denominada #MIBebéSíTieneNombre, en la cual se convocó a las mamás y papás a grabar un pequeño video mencionando el nombre de su hijo o hija prendiendo una vela; la idea es dar visibilidad a estos bebés el 15 de octubre.

Si has vivido la experiencia de una muerte gestacional o neonatal únete a estos encuentros. Prende tu vela el 15 de octubre a las 7 de la noche, y realiza algún acto para honrar a tu bebé. Por ejemplo, puedes plantar un árbol o una semilla en una maceta con su nombre; adquiere una placa conmemorativa personalizada para colgar en casa; escribe su nombre en una piedra conmemorativa; personaliza un rehilete con su nombre; crea una pulsera o un dije con las figuras o imágenes con las que te identificas (ángeles, plumas, mariposas…); libera un papalote con su nombre; escríbele una carta a tu hijo o hija.

Muchas madres y padres tal vez estén en algún punto de su duelo donde no tengan energía para hacer algo, es válido y está bien. Pueden tener un momento de silencio para recordar a esos bebés que no llegaron a casa, y también a los que sí llegaron pero no se quedaron.

*Mónica Díaz es acompañante en duelo perinatal, tanatóloga, facilitadora en MISS-Eca

Acerca del autor

mm

Mónica Díaz A.

Acompañante y facilitadora en MISS-Eca Red de Apoyo ante la Muerte Gestacional y de la Niñez Temprana

Dejar un comentario