Imagen seccion Enfermedades A – Z

Enfermedades de la A - Z

Enfermedades de la A - Z Enfermedades C

Caries

Las caries son las zonas de una pieza dental que han perdido sustancia como resultado de un proceso que gradualmente disuelve la dura superficie externa del diente (esmalte dental) y avanza hacia el interior de la pieza.

CAUSAS

Hay diversos factores de riesgo de caries:

Defectos en la superficie dental

Alimentos azucarados o ácidos

Déficit de flúor en la dentadura

Flujo salival insuficiente

SÍNTOMAS

El dolor causado por una caries dental depende de qué parte de la pieza esté afectada y de la profundidad que alcance la caries. Una caries en el esmalte no suele causar dolor; este comienza cuando la caries alcanza la dentina. Al principio, las personas el dolor puede aparecer solo cuando el diente afectado entra en contacto con comidas o bebidas frías, calientes o dulces. Ello indica que la pulpa todavía está sana. Si la caries se trata en esta fase, los dentistas pueden reparar el diente y es probable que no se produzca más dolor ni dificultades en la masticación.

Los daños producidos por una caries que llegue muy cerca de la pulpa o incluso la alcance son irreversibles. El dolor persiste aun después de eliminar el estímulo que lo causó (por ejemplo, agua fría). La pieza dental puede doler incluso sin ningún estímulo (dolor de muelas espontáneo).

Es posible que el dolor cese de forma temporal si se produce un daño irreversible de la pulpa y su muerte posterior. En este caso, la pieza puede volverse sensible al morder, al presionarla con la lengua o con un dedo, a causa de la inflamación de la zona en el extremo de la raíz o porque se ha producido una infección en la raíz. La infección produce una acumulación de pus (absceso, ver Abscesos periapicales), que causa un dolor constante que se intensifica al morder.

TRATAMIENTO

Si la caries se detiene antes de alcanzar la dentina, el esmalte puede autorrepararse (remineralización) si se realiza un tratamiento con flúor. Dicho tratamiento requiere el uso de pastas de dientes con alto contenido en flúor, que deben ser prescritas por un profesional, así como muchas aplicaciones de flúor en la consulta del dentista. Si la caries ya ha alcanzado la dentina, el dentista limpia la parte cariada de la pieza con un taladro y luego llena el espacio con un empaste (restauración). El tratamiento de la caries en su fase inicial ayuda a conservar la fortaleza del diente y limita la posibilidad de daños en la pulpa.

Cuando la caries profundiza lo suficiente para dañar la pulpa de forma permanente, el único medio para eliminar el dolor es la extracción de la pulpa y el tratamiento del conducto radicular (endodoncia) o la extracción de la pieza dental.

Si se realiza la extracción, debe evaluarse su sustitución lo antes posible. De lo contrario, las piezas próximas pueden moverse y alterar la masticación. Hay muchas opciones para el reemplazo de las piezas dentales extraídas

Tomado de: https://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/trastornos-bucales-y-dentales/trastornos-dentales/caries

Dejar un comentario